Tío Nacho, ¿verdad o mentira?

Hola chicas, hoy les quiero contar mi reseña porque sé que a más de una le habrá pasado lo mismo y tal vez no han tenido la fortuna de conocer este producto que le salvó mi vida a mi cabello.

Toda la vida he sufrido porque desde pequeña se me cae el pelo en cantidades. Mi dermatólogo decía que podría ser una cuestión hormonal, pero pasaron los años y mi cabello seguía igual de fino y quebradizo. La única vez que traté de hacer algo con él, fue peor, pues me mandé a hacer en la peluquería unas iluminaciones que terminaron tumbándome lo poco que me quedaba en la cabeza.

Es muy raro y curioso todo esto porque mi situación parecía la de un hombre. Pues, he sido siempre muy peluda en todo el resto del cuerpo y en la cabeza siempre he tenido problemas. En el colegio me molestaban mucho y hasta me ponían apodos hirientes.

Después de eso jamás me atreví a hacerle absolutamente nada por miedo a que las consecuencias fueran peores. Hasta que descubrí Tío Nacho, que era en realidad el único shampoo con ingredientes naturales que me permitía usarlo todos los días sin que fuera un desastre. Empecé a usar Tío Nacho Jalea Real de Genomma Lab porque decía que fortalecía el cuero cabelludo y además prevenía la caída. Lo utilicé muy juiciosa durante un mes y no sólo se me dejó de caer el cabello en cantidades alarmantes, sino que también lo sentía más grueso y saludable. Fue una verdadera fortuna.

Al principio lo que hice fue mezclarlo con un shampoo medicado que siempre usaba y después poco a poco terminé usando sólo el Tío Nacho con el que de verdad me sentía muy cómoda.

Al ver que de verdad me funcionó, quise usar Tío Nacho Aclarante, el de manzanilla, ya que como les conté hace unos años intenté hacerme unas mechas y no funcionó por la cantidad de químicos que tenían los productos que me aplicaron. Mi color de cabello es castaño medio, y se supone que en unos días empezaría a notar el cambio. Comencé a usarlo alternándolo con el Tío Nacho Jalea Real así como había hecho al principio con el primer cambio del shampoo medicado a este. Pero esta vez lo que hice fue un día Jalea Real, otro día Manzanilla y así durante 15 días.

Cabe decir que me lavo el cabello día de por medio para no maltratarlo tanto. El resultado estoy empezándolo a ver después de 15 días con este procedimiento y creo que descubrí un tesoro en donde jamás lo hubiera imaginado. Estoy muy contenta porque por fin puedo sentirme un poquito más normal con mi cabello y sentirme mucho más femenina.

Lo único que no me gusta tanto es el olor porque es bastante concentrado y yo soy sensible a los olores, pero de resto creo que Tío Nacho hizo por mí lo que ningún otro producto e incluso especialista había logrado.

Este es mi testimonio: Tío Nacho sirve. ¡Sus resultados son un antes y un después!