Cómo Tío Nacho me salvó la vida

La triste realidad de quedarse calvo antes de los 40 es un tema del que más hombres estamos hablando sin vergüenza. Porque llegó la hora de ayudarnos entre nosotros en estos temas de “belleza” así como lo hacen tantas mujeres en sus foros femeninos, dándose consejos todo el día y por eso es que están así de lindas siempre.

Yo me cansé de pedirle recomendaciones a mi esposa que es la que, supuestamente, sabe de estos temas. En realidad, ella fue mi plan B en este asunto después de haberme rendido con distintos dermatólogos que querían meterme en todo tipo de tratamientos invasivos para el cabello y peluqueros que poco o nada sabían de caída del cabello.

Tengo 37 años y si me miras por detrás, además de ver mi hermosa espalda se puede evidenciar el gran hueco que se me está formando en la parte alta de mi cabeza. Lo empecé a notar desde que tenía 27 años, es decir hace 10.

Siempre he sido enemigo de los tratamientos invasivos, lo único que yo quería era probar con algo que fuera aunque sea un poquito más natural.

Todo el mundo me decía que nada de esas cosas servían y que lo mejor era hacerse injertos o ponerse químicos fuertes que supuestamente “despiertan” la raíz del folículo capilar. Estaba empezando a creerme el cuento hasta que fui a una farmacia y vi “Tío Nacho, Jalea Real”.

¿Qué es Tío Nacho? Leí por detrás y al parecer era un producto creado por Genomma Lab a base de elementos naturales y todos destinados a fortalecer el cabello de tal forma que se pudiera prevenir la caída. Yo de hecho ya sabía que no me iba a crecer más el pelo, pero sí sabía que debía existir una forma de evitar que siguiera cayéndose a cantidades alarmantes.

Empecé entonces a probarlo, fui muy constante. Llegaba todos los días a mi oficina oliendo a miel, pero era lo que menos me importaba. Al principio no noté nada raro, sólo sentía tal vez más suavidad. Pero después de un mes me di cuenta que al peinarme ya no había tanta cantidad de cabello en el cepillo y esto realmente me impactó. Al parecer, Tío Nacho Jalea Real realmente funciona, pensé.

Llevo exactamente 4 meses y un poco más usando Tío Nacho y debo decir que sus resultados me llevaron a compartir mi experiencia con todos los hombres que están igual de desesperados como yo lo estuve, pues sé que agotamos nuestros recursos de tiempo y dinero para encontrar solución a este molesto problema.

A mí Tío Nacho Jalea Real me funcionó, sé que funciona. No pueden esperar obviamente a que el producto haga magia en 2 días, pero con constancia y disciplina, sobre todo también con una gran voluntad se pueden lograr grandes resultados.